Garzón autoriza la exhumación de las fosas comunes de Calvià y Porreres

La asociación de familiares de los desaparecidos celebra que la noticia llegue el día de Todos los Santos ya que nunca han podido recordar a sus difuntos

 

ROSA FERRIOL.

El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ha autorizado la exhumación de las fosas de Calvià y Porreres, tras la solicitud de apertura el pasado 20 de octubre por parte de la Asociación para la Memoria Histórica de Mallorca.
Así lo confirmó ayer la presidenta de la entidad, Maria Antònia Oliver. El abogado de la plataforma por las víctimas de desapariciones forzosas, Fernando Magán, confirmó a Oliver que el magistrado había aprobado la apertura de las dos fosas mallorquinas en una providencia fechada a día 29 de octubre y que ya obra en manos de este letrado. El titular del juzgado de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional también ordena que "se libren los exhortos oportunos para realizar las exhumaciones".

Alegría

Maria Antònia Oliver hizo especial hincapié en lo contentos que estaban tanto los miembros de la asociación como los familiares de los desaparecidos. "Estamos muy emocionados", reconoció, sobre todo porque la noticia llega en un día muy especial, el de Todos los Santos. "Hoy [por ayer] los mallorquines han acudido al cementerio a depositar un ramo de flores a sus difuntos, los familiares de los desaparecidos nunca han podido reconocer públicamente a sus muertos. Por ello, están muy contentos que Garzón haya autorizado la exhumación de las fosas", comentó.
Personalmente, Oliver afirmó que estaba muy satisfecha porque son muchos años de lucha tras recordar que ha sido un camino "doloroso" iniciado por las familias de los desaparecidos durante la Guerra Civil y el Franquismo.
Por ello, quiso transmitirles la enhorabuena ya que gracias a su empeño la entidad que preside tuvo fuerzas para llevar a cabo todas estas iniciativas que desembocaron en la autorización de Garzón de abrir las fosas ubicadas en los cementerios de Calvià y Porreres.
Maria Antònia Oliver no pudo concretar cuándo se llevarán a cabo las aperturas de las fosas. Aunque explicó que la asociación estará presente para dar apoyo a los familiares.
También puntualizó que en el caso de Porreres podrían encontrarse unos 80 cuerpos de personas que fueron fusiladas en la pared del cementerio municipal. Recordó que la entidad trabajó durante cuatro años recopilando testimonios orales ya que en el caso del municipio del Pla de Mallorca no había documentos oficiales. La mayoría de familiares consultados les aseguraron que murieron fusilados en Porreres. De hecho, la intención de la entidad era llevar a cabo una cata arqueológica en el cementerio porrerenc con la finalidad de ubicar exactamente las dos fosas donde están los cuerpos de los desaparecidos.
En cambio, puntualizó la presidenta de la asociación, en Calvià existen papeles con los nombres y apellidos de las víctimas cuyos cuerpos descansan en los diferentes hoyos que hay en el cementerio municipal.
También cabe recordar que la entidad dispone de un banco de datos de ADN de 140 familiares de los desaparecidos mallorquines para proceder a la exhumación de los hoyos.

 

 
ir a más noticias ................................................................... ir a portada