Detectados dos grupos que organizan ´excursiones etílicas´

La modalidad del ´pub crawling´ consiste en una ruta organizada por bares de Magaluf

 

I. MOURE.

La Policía Local de Calvià ha detectado esta temporada turística en el municipio la presencia de dos grupos que se dedican a la modalidad del pub crawling, un tipo de excursión organizada mediante la cual se lleva a los turistas a consumir de bar en bar a cambio del pago de una cantidad económica.
La policía ha elaborado un informe recogiendo esta realidad y lo ha remitido a las conselleries de Trabajo y Turismo, que son las que tienen competencias en estos temas, según confirma el regidor responsable de Seguridad Ciudadana del ayuntamiento de Calvià, Bartolomé Bonafé (PP).
Bonafé explica que ahora deben ser estos departamentos autonómicos los que determinen si estas prácticas son ilegales. La forma de actuar de estos grupos es la siguiente. Según apuntan fuentes del sector, agentes comerciales proceden a contactar con los turistas en hoteles o playas. Su mercado es amplio. En verano, abundan los visitantes jóvenes con ganas de apurar al máximo hasta el último minuto de diversión.

´Excursiones etílicas´

Una vez establecido el contacto con los potenciales clientes, se negocian las condiciones del trato. El precio para formar parte de una de estas ´excursiones etílicas´ oscila entre 60 y 80 euros. Según fuentes del sector de locales de ocio, las consumiciones que después se toman en los bares van aparte.
Los promotores del pub crawling no sólo obtienen dinero de los turistas interesados en participar. También de los bares que quieren formar parte de tan peculiar ruta nocturna.
Los itinerarios se organizan sobre todo en Magaluf, principal centro de ocio en verano y aglutinador del turismo joven británico. Eso sí, también se captan clientes de otros núcleos calvianers, como Santa Ponça.
La patronal de comercio turístico Acotur ha presentado en la Policía Local hasta cuatro denuncias por la actividad de estos grupos. Esta asociación empresarial reclama que exista una regulación racional de la actividad, ya que considera que actualmente está completamente al margen de la legislación vigente.

Actúan como ´tiqueteros´

Primero, Acotur argumenta que se infringe la ley, porque las personas que ejercen de agentes para promocionar el pub crawling no dejan de ser tiqueteros, una figura comercial prohibida esta temporada por una ordenanza municipal, que contempla incluso el cierre temporal de los negocios que incumplan la normativa, así como una fuerte multa.
La patronal estima además que la modalidad del pub crawling se mueve en una situación de alegalidad desde el momento en que incumple las prescripciones que rodean a cualquier actividad que implique una transacción comercial, como la obligatoriedad de extender un tique.
Igualmente defiende la necesidad de que exista una regulación tarifaria.
El presidente de Acotur, Pepe Tirado, quien agradece el trabajo policial a la hora de detectar estos grupos, advierte de que, si no se actúa de forma decidida contra los promotores, estas ´excursiones etílicas´ proliferarán la próxima temporada turística.

 
ir a más noticias ................................................................... ir a portada