Calvià vila y es Capdellà recibirían 26 millones si se les declara ARI

El PSOE exige a Delgado políticas más contundentes para afrontar la crisis turística

 

I. MOURE.

Corregir el "olvido" que ha sufrido en las últimas décadas el interior del municipio de Calvià respecto a sus zonas costeras. Éste es el objetivo principal de una moción aprobada ayer en el pleno por unanimidad, por la cual se solicita al Govern que declare Área de Rehabilitación Integrada (ARI) a los dos núcleos tradicionales del término, Calvià vila y es Capdellà.
Según indicó el regidor responsable de estas dos zonas, Bartolomé Bonafé (PP), si fructifica la declaración de ARI ésta llevaría aparejada una inversión prevista de 26 millones de euros, que se destinaría a la rehabilitación de edificios, mejora de aceras, creación de plazas de aparcamiento y reforma de las principales calles de los núcleos. Bonafé afirmó que se trata de una "oportunidad histórica" para que el interior del municipio recobre protagonismo.
En este sentido, la propuesta aprobada recuerda que en los últimos años "las grandes actuaciones de rehabilitación y reforma urbana se han realizado en la costa".

Encontronazo por la crisis

Otro de los temas que protagonizó el pleno fue la crisis, que acecha al principal motor económico del municipio, el turismo. Tras describir un panorama complicado "con más parados, menos facturación de los comercios y gente pasándolo mal", el portavoz socialista, Antoni Manchado, reprochó al alcalde Carlos Delgado que no haya hecho "nada" para remediarlo. Entre otras cosas, Manchado le echó en cara que no haya convocado ni al consejo sectorial de turismo ni a la oposición para debatir posibles soluciones a la crisis.
Delgado contestó a las críticas y aseguró que en las últimas semanas ha mantenido reuniones con diversos sectores económicos. Agregó que en breve convocará el consejo y defendió que la principal solución pasa por una reforma de la ley general turística.

Quejas de una asociación de alemanes

El pleno celebrado ayer tuvo unos asistentes inusuales, una decena de miembros de la asociación social-cultural alemana de Calvià. La entidad protesta, porque considera que el Ayuntamiento no le ha dado el apoyo logístico necesario durante la celebración de sus eventos festivos de mayo y octubre. Representantes de la asociación se quejaron ayer de "discriminación" del Consistorio. El concejal socialista Francisco Cano se hizo eco de esta protesta y, en el turno de ruegos y preguntas del pleno, exigió al alcalde que garantice la igualdad de trato hacia todas las asociaciones de extranjeros.


 
ir a más noticias ................................................................... ir a portada