Thomàs denunciará a UM y PSOE por la ´campaña de acoso y derribo´ en 2005

Martorell afirma que la indemnización por el caso Nova Santa Ponça les obligará a retrasar proyectos

 

M. CAÑELLAS.

El regidor popular, Joan Thomàs, anunció ayer que emprenderá "medidas legales" contra UM (con el que militó en la anterior legislatura), PSOE?y algún medio de comunicación por "la campaña de acoso y derribo" a la que, según afirmó, le sometieron por apoyar al equipo de Carlos Delgado en la recepción de la urbanización Nova Santa Ponça.
Thomàs que hizo un repaso detallado de los hechos, quiso dejar claro que "siempre se tuvo la idea clara de recepcionar la urbanización" y que en julio de 2005 quien cambió su voto, "aún desconozco por qué", fue UM. La sentencia emitida recientemente, que desestima el recurso del PSOE contra el convenio urbanístico, ratifica que la actuación del Consistorio fue "legal, correcta y beneficiosa para los ciudadanos de Calvià", añadió Thomàs, que tildó de "perversión" que Isidre Cañellas, líder de UM, aún aluda a la compra del voto.
Por su parte, la teniente de alcalde Teresa Martorell arremetió contra la gestión de la anterior alcaldesa, la socialista Margarita Nájera, a la que culpabilizó de todo el asunto. Martorell afirmó que Nájera permutó la edificabilidad de los terrenos de la familia Nigorra a los del señor Barrachina, a cambio de que éste retirase una serie de denuncias interpuestas al Ayuntamiento. Ahora, el Consistorio deberá, por ello, hacer frente a una indemnización de 3,6 millones de euros -80 euros por ciudadano- que supondrá una nueva planificación de los proyectos previstos. El ARI de Calvià y de es Capdellà, la adecuación de la finca Galatzó, el salón de actos de Santa Ponça, entre otros, deberán, en cierta manera, ser pospuestos, comentó. Según Martorell, "Nájera benefició a un solo ciudadano cuando nosotros -con la recepción de Santa Ponça Golf y Nova Santa Ponça- hemos beneficiado a muchos", dando cumplimiento a una "reivindicación vecinal desde hacía 20 años", añadió.

Thomàs niega que no se hayan hecho mejoras en las urbanizaciones

Thomàs respondió ayer a Cañellas -quien hace unos días aseguraba que el Ayuntamiento no había realizado ningún tipo de mejora, tras la recepción de las urbanizaciones- que se han reasfaltado 30.000 metros cuadrados de calles y sustituido 500 puntos de luz. También se han adecuado las zonas forestales, ajardinado rotondas, reordenado el tráfico y se han cambiado las señales, indicó. "Su obligación es saber lo que se hace", aseveró.




 
ir a más noticias ................................................................... ir a portada